COMARCA VALLE DE LECRÍN

Padul pertenece a la comarca del Valle de Lecrín, situado a 13 Km. de Granada. La historia de Padul ha sido testigo de diversas culturas y civilizaciones que han legado un importante patrimonio cultural y monumental al municipio.

Uno de los atractivos más importantes es su laguna. Esta zona protegida como área de Reserva dentro del Parque Natural de Sierra Nevada, ocupa una superficie próxima a 300 has, por lo que está considerado como principal humedal natural y única zona húmeda de origen endorreico de la provincia de Granada.

Cuenta con una peculiar turbera, la más meridional de Europa, en la que suelen aparecer con relativa frecuencia restos de mamut y otros animales prehistóricos, de ahí que el Mamut se haya convertido en el símbolo del municipio.

Sin duda, la forma más segura y respetuosa para recorrer la naturaleza anexa a la laguna de Padul es a través de sus tres rutas prehistóricas, la ruta del Mamut, la Ruta del Rinoceronte Lanudo y la Ruta del Tigre de Diente de Sable.

Las tres rutas prehistóricas tienen como paso de recomendada parada el Aula de la Naturaleza de Padul «El Aguadero» donde podremos encontrar toda la información relacionada con la flora y la fauna que predomina en nuestro municipio, talleres y actividades para los más pequeños, así como talleres de anillamiento de aves.
El pueblo cuenta con monumentos considerados de gran punto de interés para el visitante como la Casa-Castillo de los Conde del Padul (Siglo XVI) popularmente conocido como Casa Grande, la Iglesia Santa María la Mayor (S. XVI-XVIII), la Fuente de los cinco caños o lavadero (S. XVI-XIX), la Ermita de San Sebastián (S. XVIII).

Sin olvidar la Vía ibero romana, los restos mejor conservados de una antigua vía romana. Esta vía fue en su día el camino de unión entre las ciudades de Ilíberis (Granada) y Sexi (la antigua Almuñécar) durante los tiempos en los que la laguna de Padul ocupaba una mayor extensión de la que existe actualmente. Se trata sin lugar a dudas, de la huella de un antiguo camino de ruedas y raíles por el que pasaban los transportes de tracción animal, el cual pudo funcionar desde épocas protohistóricas, aunque alcanzó su mayor auge en época romana, produciéndose una continuidad de su uso hasta la época medieval.

    (+34) 958790012

      

Pin It on Pinterest

Share This